El director de Aduanas, en conferencia de prensa, precisó que ese organismo solo controló el arribo del avión al aeropuerto.

Enrique Canon, director de Aduanas, brindó una conferencia este jueves en la mañana respecto al pasaje de 603 kilos de cocaína por el Aeropuerto Internacional de Carrasco en la denominada “Operación Familia”.

Canon reconoció que “Uruguay no queda bien parado” ante esta situación, pero aseguró que cumplieron el protocolo a rajatabla. “A la Aduana se le avisa cuando llega una avión privado, no por parte de la Policía Aérea Nacional sino desde la terminal de aviación general, y concurre a los arribos de vuelos privados a este llamado junto a un funcionario policial”, señaló y precisó que Aduana solo controló el arribo de dicho avión privado.

En las partidas solo está la policía. “Si ven alguna irregularidad, llaman a un funcionario de Aduana. Este concurre, verifica y hace la inspección”, explicó. En dicho caso el funcionario de Aduana no fue convocado para realizar un control.

Canon explicó que no se realizará una investigación interna “porque no hay ninguna sustancia como para iniciar una”.

Asimismo, sostuvo que no le consta que haya sido una “entrega vigilada” como trascendió, pero aclaró que eso Aduana suele no saberlo.

El jet privado que había partido de Uruguay y que había hecho escala en Niza fue detenido el pasado 16 de mayo en el aeropuerto francés de Mulhouse con más de 600 kilos de cocaína.

La droga llegaba a Europa para distribuirse en SuizaAlemania y los Balcanes. Su valor estaba estimado en 180 millones de euros. En total, por dicha operación, se arrestó a 16 personas en Asia Europa.

Europol y la DEA emitieron un comunicado en el que detallaron que se trató de un golpe a una red criminal de los Balcanes

Investigaciones paralelas llevadas a cabo bajo el paraguas de la Operación Familia revelaron que la red criminal organizada tenía vínculos estrechos con muchos asociados criminales y contactos que operan desde varios países de la UE y no pertenecientes a la UE (principalmente Australia, Bélgica, Costa Rica, Croacia, República Checa, Francia, Hong Kong, Italia, Macao, Malasia, Paraguay, Serbia, Eslovenia y Uruguay), según la información de Europol que cita el Ministerio del Interior.

Fueron detenidas 16 personas (11 en Europa, 5 en Asia). Se incautó más de 1 tonelada de cocaína (600 kg en Suiza y 421 kg en Hong Kong), dos millones de euros en efectivo y un millón en artículos de lujo (relojes y vehículos de alta gama).

Resultado de imagen para avion uruguayo con mas de 600 kilos de droga

Defensa entregará video del aeropuerto para la investigación del avión con 600 kilos de cocaína

La investigación a cargo de la fiscal de Ciudad de la Costa Patricia Rodríguez, sobre el pasaje de 603 kilos de cocaína por el aeropuerto internacional de Carrasco, incorporó al expediente las filmaciones internas de la terminal aérea, según trascendió en la jornada de ayer.

En las imágenes se puede observar todo el movimiento de la terminal aérea en momentos en que se preparaba el avión privado. Además, quedaron registrados los movimientos de los pasajeros y la tripulación.

En esa línea, ayer desfilaron por la fiscalía distintos jerarcas de la Fuerza Aérea Uruguaya para explicar los protocolos utilizados por la Policía Aérea para las aeronaves privadas, según indicó a El País el vocero de la fuerza, coronel Leonardo Flengini.

La aeronave llegó a Uruguay el 15 de mayo desde Cabo Verde. Salió del país y realizó una escala en Niza (Francia) el día 16 y luego siguió hasta Mulhouse/Basilea (Francia, límite con Suiza y Alemania) donde se produjo la captura en el marco de la operación “Familia”, liderada por Europol con participación de la DEA y decenas de agencias antinarcóticos de países de América Latina y Asia.

En ese marco, la investigación uruguaya busca aclarar la participación en el hecho por acción u omisión de los funcionarios de Migración, Aduana, empresas privadas de logística y Fuerza Aérea.

La Asociación de Funcionarios Aduaneros salió a denunciar que no hay controles suficientes en ese sector.

“No es otra cosa que la más absoluta falta de controles de Aduana en puertos, aeropuertos y fronteras terrestres, derivada del desmantelamiento sistemático de los controles físicos de vigilancia que la dirección, a cargo de Enrique Canon, viene llevando adelanta desde el momento mismo que asumió”, dijo el sindicato en un comunicado.

Los funcionarios sindicalizados advirtieron que vienen denunciando esta situación desde hace una década.

Fuente:El Pais