Su cuerpo sin vida fue hallado ayer a la noche en un descampado a pocas cuadras de su casa. Tenía heridas de arma blanca y estaba sin ropa.

Diego Román estaba perdido desde el miércoles a la mañana, cuando salió de su casa en la ciudad de Santa Fe para ir a la escuela. Familiares, amigos y vecinos colaboraron con la búsqueda y ayer a la noche, pasadas las 23:00 horas, hallaron su cuerpo sin vida. 

El pequeño fue encontrado en un campo de cañaveral de difícil acceso, ubicado en la zona norte de Recreo, a pocas cuadras de su casa. Estaba desnudo y tenía heridas de arma blanca.

Algunos portales publicaron, por las primeras pericias, que lo asesinaron de treinta puñaladas: “Yo no me apuraría a decir que tiene 30 puñaladas en el cuerpo, yo esperaría a la autopsia” dijo el vicepresidente del Club Social Central Oeste, donde jugaba Diego Román.

Algunos vecinos apuntaron contra los padres del joven asesinado porpresuntos episodios anteriores de violencia de la pareja contra el menor.