La pelea entre los hermanos Alberto y Adolfo Rodríguez Saá sumó hoy un nuevo capítulo cuando el gobernador realizó un congreso partidario en la sede del PJ y se vivieran escenas de tensión y forcejeos entre los militantes de cada sector.

El congreso se realizó a pesar de que la Justicia lo había suspendido por pedido de Adolfo, presidente del PJ de San Luis, que desconoce esa convocatoria.

En las inmediaciones de la sede justicialista provincial, ubicada en Héroes de Malvinas 702, se produjeron forcejeos y cruces entre los militantes de los dos sectores del PJ.

Alberto y Adolfo Rodríguez Saá, ambos lanzados por la Gobernación de San Luis, se disputan el control del partido, para quedarse con el sello e ir a las elecciones como el candidato del peronismo oficial.

“El Congreso Justicialista aprobó las Primarias Abiertas y Simultáneas (PAS), las que se llevarán a cabo el 21 de abril”, subrayó el gobernador en su cuenta de Twitter.

Según denunció el sector del senador puntano, al encuentro no permitieron el ingreso de sus congresales y se llevó a cabo a puertas cerradas. Además, cuestionan la fecha elegida para las primarias porque coinciden con las Pascuas.

“Una vez más el Alberto atropella al pueblo de San Luis, ejerce la violencia física y psicológica ¿cuál es el problema, tiene miedo? ¿Tiene miedo de dejar el poder? Seré el próximo gobernador”, recalcó Adolfo Rodríguez Saá tras el encuentro.