El Riesgo País alcanzó los 2.001 puntos básicos tras el desplomes de los bonos argentinos hasta 10%.

 

Esta disparada del Riesgo País refleja que la deuda argentina deberá atravesar un proceso de reestructuración que nadie sabe en qué términos se va a dar.

 

Algunos diarios asumen que el desplome se debe al duro comunicado de Alberto Fernández tras su reunión con la misión del FMI en nuestro país.

 

En su comunicado, el candidato del Frente de Todos infirió que el organismo internacional se negaría a efectuar un desembolso por 5.400 millones de dólares agendado para septiembre.

 

Sin ese desembolso, Argentina tendría inconvenientes para afrontar sus deudas de acá a fin de año, en torno a los 9.000 millones de dólares solo con acreedores privados.