El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, denunció un “auto golpe de Estado” en Venezuela, donde el máximo tribunal asumió papel legislativo y removió la inmunidad parlamentaria a los miembros de la Asamblea Nacional (AN).

Estas dos decisiones constituyen “los últimos golpes con que el régimen subvierte el orden constitucional del país y termina con la democracia”, señaló Almagro en una nota oficial. Además, dijo: “Aquello que hemos advertido lamentablemente se ha concretado”.

Miles de venezolanos se concentraron frente al edificio del Tribunal Supremo -controlado por Maduro- para protestar contra la decisión de de disolver la Asamblea Naciona y asumir sus competencia. Según la Justicia, los legisladores, en su mayoría opositora, están en “desacato” desde el año pasado.

“Es un golpe de Estado, y quiero que el mundo nos ayude y los medios nos ayuden a decirlo con todas sus letras: en Venezuela Nicolás Maduro dio un golpe de Estado”, aseveró el presidente de la AN, el opositor Julio Borges, en una rueda de prensa desde las escalinatas del Palacio Legislativo.

nexofin