La misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) se reunirá esta semana con los ministros del área económica, energética y de finanzas, con el foco de atención puesto en la situación fiscal y el nivel del gasto público. La comitiva está encabezada por el economista italiano Roberto Cardarelli, jefe de la División de América del Sur II en el Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, el encargado de monitorear las cuentas en Argentina, y quien lideró en 2016 las reuniones cuando el Gobierno retomó el diálogo con el organismo internacional.

La delegación del Fondo desarrolló una auditoría preliminar a la revisión del Artículo IV y ya mantuvo encuentros con el subsecretario de Transformación Productiva, Lucio Castro, y el secretario de Provincias, Alejandro Caldarelli, con quien analizaron cuentas públicas de las provincia y se informaron sobre lineamientos de la ley de Responsabilidad Fiscal y el debate sobre la reforma de la ley de Coparticipación.

Los técnicos del FMI también se reunieron el jueves con el jefe de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad, y el viernes desembarcaron en Mendoza, donde fueron recibidos por el gobernador, Alfredo Cornejo, y los ministros provinciales de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner, y de Hacienda y Finanzas, Lisandro Nieri.

Según fuentes de la gobernación, la delegación fue a “interiorizarse en el modelo de gestión” provincial, que “permitió conseguir el orden fiscal”.

Para esta semana, la agenda prevé que mañana Cardarelli y su equipo sea recibido por el ministro de Energía, Juan José Aranguren.

El staff también se reunirá el martes con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, con quien se interiorizarán de los principales lineamientos del proyecto de Presupuesto 2018, y de la propuesta de reforma tributaria que el Gobierno impulsará después de las elecciones legislativas de octubre, y ese mismo día mantendrían un encuentro con el ministro de Finanzas, Luis Caputo.

También se especula que antes de regresar a Washington, la misión del FMI podría reunirse con el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, para evaluar la política monetaria, y revisar la marcha de la metas de inflación que para este año contempla un tope de 17 por ciento.

El objetivo de la misión es monitorear la evolución de las cuentas macroeconómicas y fiscales de Argentina, de cara al informe que deberá presentar en unos meses al directorio del FMI en el marco de la revisión final del Artículo IV, que figura en el estatuto del organismo para los países miembros.

Durante la gestión kirchnerista, la revisión del Artículo IV se suspendió en Argentina entre 2006 y 2015.

DyN