Aunque diferentes gremios del transporte público de pasajeros ratificaron que no prestarán servicios este sábado en reclamo de una reformulación del impuesto a las Ganancias, el Gobierno busca frenar la medida

de fuerza y convocó de urgencia para este viernes a los gremios del sector para tratar de encaminar las negociaciones.

“Habría un principio de acuerdo que podría ratificarse mañana”, dijeron en la Casa Rosada.

Los sindicatos rechazan que se aplique el gravamen a los trabajadores del sector sobre el pago extra que cobran por trabajar un día feriado. El pasado 1° de mayo pararon contra el impuesto.

“No es un paro ni tampoco es que no queremos trabajar. Lo que no queremos es que nos descuenten los días feriados”, explicó a Clarín Roberto Fernández, titular de la UTA.

El sindicalista detalló que si se mantiene la protesta este sábado feriado por el 25 de mayo no habrá ni colectivos ni subtes.

​A la medida de fuerza también se plegarán los gremios ferrioviarios, con lo que tampoco habría trenes, y marítimos. La protesta no alcanzaría a las empresas de transporte aéreo.

La confirmación de la medida de fuerza fue luego de que fracasaran las negociaciones que mantuvieron con autoridades de la Secretaría de Trabajo de la Nación. Los gremios amenazan con volver a repetir la modalidad en los próximos feriados del 17 y 20 de junio.

Dirigentes sindicales de la Confederación de Gremios del Transporte (CATT) se reunieron el pasado miércoles durante casi tres horas con el secretario de Trabajo, Lucas Fernández Aparicio, y su equipo técnico, pero no alcanzaron un acuerdo para destrabar el conflicto.

“El Gobierno no se comprometió a nada. Hubiese sido lo mismo concurrir o no al diálogo. Desde 2015 la CATT analiza con el Ejecutivo, apenas asumido, la injusta aplicación del impuesto sobre feriados, viáticos y horas extras. Pero luego de casi cuatro años no hay mínimas soluciones”, señalaron voceros gremiales.

Pero en una jugada contra reloj, el Gobierno convocó a una nueva reunión para este viernes con el objetivo de lograr un acuerdo.

​ Cualquier solución deberá ser a través de una ley, pero en un gremio dijeron este jueves que en caso de un compromiso real la medida del sábado se levantaría.

Camioneros no se plegará a la eventual medida de fuerza.“Una vez que el trabajador tiene oportunidad de ganarse un mango extra no se lo vamos a impedir”, dijeron en el gremio.

Clarin