El escándalo protagonizado por Nadia García Amud en Corrientes en la madrugada del sábado parece estar a punto de costarle la banca que ocupa en la Legislatura desde hace menos de dos meses.

Ayer lunes Domingo Peppo habló sobre el tema sin evitar las definiciones fuertes, y reveló que directamente le planteó a la legisladora la conveniencia de su renuncia. “Le sugerí que presente su renuncia y la someta a la decisión de sus pares”, dijo el gobernador a los periodistas que esperaban cubrir su reunión con intendentes por créditos para obras.

Las expresiones de Peppo dejaron en claro que le soltaba la mano a su exfuncionaria. Ya se sabía que el escándalo en Corrientes lo había irritado, pero sus declaraciones dejaron a la vista que había tomado la decisión política de buscar el alejamiento de la flamante diputado, quien asumió hace menos de dos meses, el 10 de diciembre pasado.

A partir de allí todo se precipitó en el oficialismo. El exministro Juan José Bergia, ahora diputado y a cargo de la presidencia de la Legislatura de manera interina, también declaró ser partidario de la renuncia de García Amud. En la bancada justicialista esa opinión se iba extendiendo con el paso de las horas.

Así las cosas, la pelota quedó por ahora en la cancha de García Amud. Algunos creen que, resignada a las circunstancias, la joven abogada y taekwondista presentará su renuncia. Otros consideran que buscará capear el temporal y esperar a que pase la tormenta, como el año pasado cuando numerosas versiones rondaron su salida de la Secretaría Legal y Técnica del gobierno provincial.

Lejos de pedir disculpas por lo ocurrido, la diputada dijo ser víctima de un “avasallamiento” de la policía correntina. Los videos que la muestran en un contexto de forcejeos e insultos, en cambio, le generaron condenas en miles de comentarios de las redes sociales, y se convirtieron en noticia nacional.

La diputada chaqueña protagonizó un escándalo durante el Carnaval de Corrientes al pelearse con el campeón olímpico de taekwondo Sebastián Crismanich, a quien habría intentó arrebatarle unas plateas para ubicarse cerca de su familia.

Pese a que debía ser un momento de disfrute y diversión en la provincia litoraleña, el tradicional evento festivo quedó opacado por el episodio que tuvo como protagonista a la legisladora peronista Nadia García Amud.

El final de la historia, por ahora, permanece abierto.