El empresario germano-chileno Horst Paulmann, presidente del grupo Cencosud -dueño de Easy, Jumbo, Vea, entre otros- elogió a Mauricio Macri y se refirió a la continuidad de su compañía en Argentina.

“A Macri hay que ponerle un monumento, porque él quiso llevar a Argentina hacia una economía abierta de mercado y ojalá que alguien se atreva a hacer lo mismo”, destacó el empresario nacido en Alemania, en una entrevista al diario El Mercurio de Chile.

“Era muy bueno lo que estaba haciendo Macri, lo mejor que podría haberle pasado a Argentina”, comenzó diciendo el empresario, y auguró: “Es de esperar que el gobierno actual o próximo sigan por este camino para ir liberando el mercado, porque no puede ser que los televisores que se arman en la Patagonia, donde lo único que hacen es importar la caja, las perillas, embalarlos y ponerles ‘Hecho en Argentina’, se vendan al doble de precio”.

Sobre la comunicación entre los dos principales candidatos a presidente de cara a octubre, Paulmann opinó: “Estoy muy contento de que Macri y Alberto Fernández hayan tenido un diálogo abierto esta semana, eso es algo muy bueno. No están llevando a la Argentina a una hiperinflación o a un desastre. Dos meses es mucho tiempo y cualquier cosa puede pasar”. Y aclaró: “Nosotros siempre hemos apoyado a todos los gobiernos, siempre hemos construido”.

Sin embargo, el presidente de Cencosud no fue optimista cuando le consultaron si espera que el candidato del Frente de Todos abra la economía: “No creo que Fernández vaya a hacerlo. Es muy dañino cuando hay que pagar un 50% o 100% más caros los bienes comparados con otros lugares del mundo”.

A pesar de esta afirmación, no fue completamente pesimista respecto de la posibilidad de que el candidato kirchnerista sea el próximo presidente de la Nación: “Se ve que Alberto Fernández es una persona que está preocupada del bienestar de Argentina y de su pueblo, de que vaya creciendo”.

Por fuera de los análisis políticos y electorales, el empresario aclaró que su compañía va a continuar teniendo sede en el país, a pesar de la situación económica: “Nosotros no fuimos a Argentina a jugar. Cuando vamos a un país nos quedamos ahí. No fuimos a Argentina por diez años, sino por cincuenta. Ya llevamos 39 años y vamos a ir por cincuenta más”.

Fuente:Clarin