Tras la histórica media sanción en Diputados al proyecto de despenalización del aborto ahora será el turno del Senado de tratar la iniciativa. El panorama en la previa es muy adverso para la legalización: de 72 senadores que tiene el pleno, ya se pronunciaron por la negativa unos 27 contra 17 que lo hicieron a favor y si existiera empate Gabriela Michetti votará en contra. La aprobación en la Cámara baja podría tener importante influencia entre los senadores, se dice que algunos votos ya estarían cambiando su voto. A diferencia de Diputados, ahora donde tendrán mayor protagonismo los gobernadores.

La despenalización del aborto logró una inesperada media sanción en la Cámara de Diputados, cuando a pocas horas de la votación los números eran adversos todo cambió por un puñado de legisladores que dieron un giro a la sesión. Ahora le tocará al Senado debatir y votar. Allí, el panorama es muy adverso al aborto, pero la media sanción ya tiene influencia entre los senadores y podría replicarse lo ocurrido en la cámara joven, donde todo se resolvió casi al final.

Según los números preliminares, hay 27 senadores en contra de la iniciativa aprobada en la Cámara baja y 17 a favor de un total de 72 integrantes de la cámara alta donde 28 permanecen indecisos o indefinidos.

En el Senado se calcula que el debate recién comenzará en tres semanas con miras a poner como fecha de votación en el mes de septiembre. Primero debe recibirlo la mesa de entradas de la Cámara que a su vez debe girarla a las comisiones de Salud y de Legislación General, presididas por los senadoresMario Fiad (Cambiemos) y Rosa Iturrez de Capellini (Frente Cívico por Santiago) y Justicia y Asuntos Penales, donde preside el peronista Pedro Guastavino.

Entre otras cosas, la Cámara revisora deberá decidir qué comisión será la cabecera. En Diputados fue Legislación General, controlada por el macristaDaniel Lipovetzky. En el Senado, seguramente el oficialismo no dejará en manos opositoras el control del debate.

También tendrán que definir los senadores cómo organizarán los debates y las reuniones de comisión, si convocarán también a especialistas, funcionarios y otros expositores y d urante cuánto tiempo lo hará.

Las incógnitas en el Senado están en la actitud que tomará la ex presidentaCristina Kirchner, que siempre fue reacia al aborto pero recientemente dijo haber sido convencida de lo contrario por sus hijos. El jefe de su bloqueMarcelo Fuentes, ya adelantó que votará a favor al igual que el resto de sus compañeros de Unidad Ciudadana, unos 9 en total.

Los senadores que ya se expresaron en contra de la norma fueron el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo y sus pares de Cambiemos Esteban Bullrich, Gladys González y Silvia Elías de Pérez.

Gabriela Michetti, no vota pero define en caso de empate. Es la más activa ‘pro vida’, de hecho organizó esta semana un acto para rechazar la despenalización del aborto, en el que fue acompañada por cuatro ministros del g abinete nacional y legisladores de su espacio como Marta Varela e Inés Brizuela.

Quienes se expresaron públicamente a favor de la norma con media sanción son Miguel Pichetto; el jefe de los senadores del PRO, Humberto Schiavoni; el jefe del interbloque de Cambiemos, Luis Naidenoff; el puntanoAdolfo Rodríguez Saá; y Rodolfo Urtubey, hermano del gobernador de Salta que en un principio rechazaba la legalización y ahora votaría a favor.