Los damnificados contaron a Elonce que diez empleados de la firma EGGER fueron despedidos este viernes. Algunos fueron citados a la oficina de Recursos Humanos para ser despedidos, mientras que otros dos trabajadores, recibieron el telegrama en su domicilio.
“Nos llevaron a una oficina y nos dijeron que estamos despedidos por baja producción”, explicó Marcelo Fernández al referirse a las supuestas razones de la decisión. Sin embargo, para el trabajador y delegado, el verdadero motivo de los despidos, se deben a que se desafiliaron al gremio que los representa y se buscaron otro sindicato.

“En quince años que estamos en la empresa, nunca tuvimos un gremio que nos represente, entonces, buscamos un gremio nuevo. Somos 210 personas que nos afiliamos al sindicato de los Químicos y tras votar a los delegados, nos encontramos esta mañana que nos despedían. Nos esperaron en Recursos Humanos con el despido en la mano”, remarcó.

“La empresa afirma que tiene que despedir porque no vende, pero es todo cuento. Me echaron a mi y a Sergio Mena que somos los delegados”, explico a Elonce. Los trabajadores despedidos, se quedaron frente a la planta maderera hasta las 14. De esa forma, buscaban protestar contra la decisión.

“Queremos que nos reincorporen”, afirmó Fernández y agregó que hablaron con el sindicato que los representa para realizar los trámites en el Ministerio de Trabajo.
“Con la empresa no hay diálogo y tampoco hicimos problemas. Nos acompañaron a la puerta de la empresa con gente de seguridad”, resaltó el delegado.