“El municipio tiene un protocolo de actuación en estos casos, en forma organizada y con equipos en el territorio, lo que nos permite canalizar más rápidamente la atención necesaria a la vez que conocer cabalmente cuál es la situación”, explicó Cresto en declaraciones a los medios, luego de la reunión de trabajo.

No hay situaciones de emergencia, dado que no se han producido tormentas, sino las previsibles consecuencias de una prolongada e intensa lluvia, que anegó calles y viviendas y perjudicó a aquellas personas que realizan trabajos eventuales en el día a día.

Ante esta situación, durante los días de lluvia se realizó atención a más de 2600 familias, de diferentes formas, y el intendente dispuso la continuidad de los relevamientos que realizan los equipos de Desarrollo Humano. Desde el municipio reiteraron que las solicitudes de asistencia deben realizarse a través del 103, teléfono de Defensa Civil, donde se coordina y canalizan los pedidos.

“Muchas veces algunos sectores se aprovechan de estas situaciones, y no hay un reclamo concreto, específico”, comentó el Intendente Enrique Cresto. “Cuando hay un reclamo específico o porque quedó algún tema pendiente, el municipio se hace presente y nos ocupamos del tema. Pero cuando se trata de medidas que pueden entenderse como extorsivas, donde no hay un reclamo específico y muchas veces sólo piden plata, entonces nosotros no accedemos. Porque no vamos a tolerar ningún tipo de extorsión”, subrayó el intendente Enrique Cresto.

“No vamos a tolerar la alteración del orden público. Las personas que necesitan asistencia la están recibiendo y existe una vía directa de solicitud. Quien no quiere recibir la atención a través de los equipos de Desarrollo Humano y de Defensa Civil, y que opta por medidas de protesta, es porque no está buscando una solución o porque no tiene un reclamo específico”, reiteró.