Denunciaron penalmente a Etchevehere por presunta defraudación al Estado. El ahora ex ministro y actual secretario de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, fue denunciado penalmente por el abogado Marcelo Parrilli a raíz de la supuesta comisión del delito de tentativa de defraudación a la administración pública. El hecho puntual que se le adjudica al funcionario entrerriano es la presunta registración irregular de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DIVE) de granos y oleaginosas “con el propósito de facilitar la elusión del pago de retenciones impositivas”.

La presentación de 14 páginas que el denunciante compartió en redes sociales abarca también a empresas cerealeras que habrían actuado en carácter de coautoras de la maniobra. Parrilli pidió el allanamiento de la sede de la cartera, el secuestro de documentación y que se active una medida cautelar que evite que se consolide la evasión.“Denuncia contra Etchevehere y cerealeras por tentativa defraudación a la administración pública. Se solicita allanamiento del Ministerio de Agroindustria, secuestro de documentación y medida cautelar para que no se eluda el pago de retenciones”, publicó en las redes sociales el autor de la denuncia.

La presentación se basa en una supuesta comisión del delito de defraudación por administración fraudulenta contra la administración pública en el grado de tentativa y apunta a Etchevehere y a quienes resulten coautores de la maniobra ilegal.

El hecho puntual es una supuesta “registración irregular llevada a cabo entre el 27 y el 31 de agosto de 2018, en el registro respectivo, de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DIVE) de granos, oleaginosas y subproductos de los mismos con el evidente propósito de facilitar la elusión del pago de las retenciones impositivas sobre los mismos fijadas por el gobierno nacional”.

Según explicó el denunciante, Etchevehere mantuvo abierto un registro que debería estar cerrado posibilitando así la elusión impositiva por parte de quienes resultan coautores de la maniobra ilícita que se denuncia, con “grave perjuicio para la administración pública en cuanto se la priva de la percepción de un impuesto nacional”.

O sea, antes de que el gobierno ordenara cerrar el registro de DJVE, los exportadores se apuraron a declarar ventas con las retenciones vigentes en soja y con 0 por ciento en trigo y maíz por más de 8,5 millones de toneladas por 2.250 millones de dólares. Por ejemplo, se anotó casi la mitad del maíz, unas 6 millones de toneladas. Las flamantes retenciones no tocan ese cereal.

En otro tramo de la denuncia se indica que “a fin de incautar la prueba documental que resulte de importancia para la investigación” se solicita el allanamiento del Ministerio de Agroindustria sito en la avenida Paseo Colón 982 de la ciudad de Buenos Aires en todas sus dependencias”.

“El secuestro deberá versar sobre todos los antecedentes documentales, en soporte papel e informático, de los antecedentes de apertura y cierre del registro de exportaciones como así también de todas las operaciones de registro en el mismo ocurridas entre los días 27 y 31 de agosto de 2018 inclusive de declaraciones juradas de venta al exterior de granos, oleaginosas y subproductos de los mismos”, se añade. Análisis