Por eso, en el marco de la convocatoria a un Comité de Evaluación Social de los Proyectos, se han comenzado a realizar reuniones y asambleas con los vecinos y también junto a profesionales del Programa de Investigaciones en Recursos Naturales y Ambiente (PIRNA) del área de Geografía de la Facultad de Filosofía de la UBA. Y se planifica la realización de reuniones – talleres “con cada uno de los sectores, para luego empezar a definir las trazas sobre las cuales se comenzaria con el trabajo técnico”.

“El mes pasado, los protagonistas fueron los vecinos de cada uno de los barrios, quienes a través de sus respresentantes analizaron y opinaron sobre distintas propuestas presentadas por los técnicos junto al Intendente Cresto, las rondas de consulta y evaluación continúa para lograr entre todos el mejor proyecto que beneficie a la mayoría”, indicó Petit. Desde el municipio se impulsa una modadidad de participación que garantice que todos puedan expresarse, conocer las diferentes propuestas y aportar saberes ante la obra que se busca poner en marcha para brindar una solución definitiva al problema de las inundaciones.