Luego de que el gobierno denunciara “intentos desestabilizadores” por parte de un sector de la oposición y, que la ministro de Seguridad, Patricia Bullrich, adelantara que van a relanzar el denominado protocolo “antipiquetes, Héctor Daer, integrante del triunvirato de la CGT, advirtió sobre el peligro de que ocurra en la vía pública “una guerra de pobres contra pobres”.

“Ningún protocolo puede esconder las desigualdades que cada vez son más grandes. Lo que hay que atacar no es el piquete sino las consecuencias que llevan al éxito a ese piquete“, afirmó el dirigente sindical en radio El Mundo.

Además, aseguró que el Gobierno actúa al respecto según encuestas de opinión, al sos tener que “esto es un tema que lo miden en términos del estado anímico de la población”.

Respecto a los piquetes, reconoció que “hay algunos que son totalmente sobredimensionados en términos de que son diez tipos que cortan la (avenida) 9 de Julio (en el microcentro porteño)”.

Sin embargo, manifestó que hay “otras marchas a las que habría que diferenciar de los piquetes, porque lo que hacen es visibilizar las grandes desigualdades que hay en el país”.

Ayer, Bullrich había dicho que “desde que llegamos al Gobierno, hay un intento permanente por estar en la calle de grupos políticos que dicen ser organizaciones sociales -inclusive la CGT- “. La funcionaria justificó que los piquetes de los últimos días en Capital no se pudieron disuadir porque la policía acaba de ser transferida a la Ciudad y “estaba en una situación de ordenamiento”.

En el programa La Cornisa, Bullrich dijo: “Actuar con decis ión puede tener ciertas consecuencias. Es importante saber que, que las fuerzas corran a los manifestantes de la calle, no significa que vaya a haber un muerto sino que tendrán que dispersar“, explicó. Bullrich también pidió a la sociedad “ser coherentes” y “no entrar en la paranoia argentina”.