Será el próximo martes 18 a las 18 frente al Congreso de la Nación. Partirá desde la puerta de su casa y estará acompañada por su marido y un grupo de vecinos, Graciela Sosa sostuvo: “Queremos que nuestro mensaje llegue a cada familia y a cada ciudadano”.

En tanto, el abogado de la familia de Fernando, el doctor Fabián Améndola, reveló que la fiscalía investiga la participación del sospechoso “número 11”, que habría quedado grabado en los videos junto a los diez rugbiers imputados por el crimen del joven remero.

“La violencia es un flagelo que arrasa y destruye sin distinción alguna. No hay religión, clase social, nacionalidad, raza o edad que la frene. Por eso queremos decir basta de violencia con energía y decisión para que se escuche en cada rincón de la Argentina”, agregó.

Por otra parte, luego de la liberación de dos rugbiers, Alejo Milanesi, de 20 años, y Juan Pedro Guarino, de 19, la justicia investiga la posibilidad de la participación en el crimen de una nueva personas, que sería el sospechoso “número 11”.

 

Según el doctor Améndola la fiscal está investigando la participación de otro sospechoso, que es un joven que fue mencionado por los rugbiers en los mensajes de WhatsApp analizados y que aparecería en las cámaras de seguridad de las calles cercanas a la puerta del boliche.

 

“En los videos aparece un sujeto que no es ninguno de los diez imputados. Para nosotros es probable que haya una persona más, pero es materia de investigación. En los videos estaba vestido todo de negro. En los chats lo mencionan por su apodo. Claramente integraba el grupo y cumplía el mismo rol que el resto”, comentó el abogado.