El homicidio agravado, por el cual están acusados, tiene una pena única de prisión o reclusión perpetua. Ante una eventual condena comenzarían a salir de prisión dentro de un lapso de 20 a 30 años.

Los padres de los diez rugbiers acusados por el homicidio del joven de 19 años, Fernando Báez Sosa podrían no volver a ver a sus hijos en libertad.

Los diez acusados tienen en promedio entre 19 y 20 años, de modo que sus padres rondan entre los 40 y los 50.

Los acusados son Matías Benicelli (20), Ayrton Viollaz (20), Máximo Thomsen (20), Luciano Pertossi (18), Lucas Pertossi (20), Alejo Milanesi (20), Tomás Enzo Comelli (19), Juan Pedro Guarino (19), Ciro Pertossi (19), Blas Sinalli (18) y Pablo Ventura (21 años, y fue el único que declaró).

Detenidos, crimen Villa GesellLos diez rugbiers acusados.

El homicidio agravado, por el cual están acusados, tiene una pena única de prisión o reclusión perpetua. Ante una eventual condena comenzarían a salir de prisión dentro de un lapso de 20 a 30 años.

 

¿Qué significa? Que un padre de 50 años de los acusados, volvería a ver a su hijo en libertad cuando cumpla 80.

 

Los detenidos serán alojados en una cárcel de la zona, Batán, y permanecerán allí a la espera del juicio oral y público.

 

Como se trata de un delito común cometido en territorio bonaerense, es poco probable que vayan a establecimientos penitenciarios federales como Ezeiza o Marcos Paz.

 

Los rugbiers acusados del asesinato de Fernando Báez, a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell, enfrentan toda la jornada la rueda de reconocimiento.

 

Las ruedas de reconocimiento se llevarán a cabo a partir de las 8.30 en el Centro de Convenciones “Néstor Kirchner”, ubicado en el Paseo 139 casi ruta nacional 11, de Villa Gesell.

Los diez rugbiers participarán de las ruedas de reconocimiento, que se espera que duren varios días porque son alrededor de cien los testigos.