Ocurrió ayer en San Fernando, a plena luz del día. Las cámaras de seguridad captaron el recorrido del agresor. Sospechan de un ciudadano venezolano que está prófugo.

Un visitador médico de 28 años, identificado como Braian Fillip, fue asesinado de dos disparos, uno de ellos en la cabeza, cuando se bajó de su auto en la esquina de Lavalle y Ambrosoni, en San Fernando. Por el crimen, que ocurrió el jueves alrededor de las 8 de la mañana, la Policía busca a un ciudadano venezolano, quien habría planificado el homicidio por una venganza.

El sospechoso fue identificado como Belisario Bolívar Roswil, de 31 años, un hombre con doble nacionalidad, argentina y venezolana. Suponen que mató a Fillip al verlo salir de la casa con la mujer con la que hasta hacía poco había mantenido con relación sentimental.

Según la reconstrucción de los hechos, a partir del testimonio de testigos y de las filmaciones de las cámaras de seguridad de la zona, el asesino se acercó a la casa de la novia de Fillip, donde estaba la víctima, a bordo de un Fiat 147 negro con patente de otro vehículo.

Cuando la pareja salió rumbo a la estación de tren de Victoria, donde el visitador dejó a la chica para que vaya a su trabajo, el homicida los siguiópor la calle 3 de Febrero.

Fillip conducía un Volkswagen Gol de color rojo. Y al llegar a la calle Lavalle al 6800, fue interceptado por el Fiat 147 del agresor; ambos conductores descendieron y el atacante, con su rostro cubierto con una capucha, le disparó dos veces con un revólver calibre 38.

La víctima murió en el acto y el arma fue hallada en el lugar.

Los investigadores descartaron la hipótesis del robo y apuntan a un conflicto familiar. 

Analizan la posible participación del suegro de Fillip en el crimen, ya que el auto que conducía el sospechoso fue hallado en su taller, pintado de gris. Además, las cámaras de seguridad lograron registrar su recorrido hasta dos cuadras antes del taller.