Oscar Parrilli , ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), consideró hoy que las detenciones del ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido y del ex vicepresidente Amado Boudou “son claramente políticas”. El ex funcionario apuntó contra el Gobierno y cuestionó a los jueces federales.

“Claramente son detenciones políticas ordenadas por el presidente [Mauricio] Macri y el ministro [Germán] Garavano con algunos jueces de Comodoro Py que se comportan como un bufete de abogados de la Casa Rosada”, sostuvo Parrilli antes de tomar un vuelo en el aeropuerto de Neuquén, según consignó la agencia Télam.

El ex jefe de los espías resaltó que “si Boudou o De Vido cometieron algún ilícito, como todo argentino lo tienen que pagar, pero tienen la presunción de inocencia de la que gozamos todos”.

“No había ningún motivo para que montaran el circo para detenerlos para que hablemos de eso y no de las cosas importantes que suceden en el país”, señaló.

La postura de Cristina Kirchner y su entorno frente a las detenciones de De Vido y Boudou había encendido el fuego amigo. De Vido criticó a la ex presidenta por haber dicho que no ponía las manos en el fuego por él y arremetió contra el bloque del Frente para la Victoria, que decidió ausentarse el día que se debatió el desafuero del ex ministro en Diputados. Aníbal Fernández yGuillermo Moreno también repudiaron la actitud de la ex presidenta y de la bancada que conduce Héctor Recalde.

El ex dirigente piquetero Luis D’Elía, en tanto, reclamó una reacción de la ex presidenta ante el arresto de Boudou: “No se puede hacer la pelotuda”