El trasplante de médula ósea que recibió la niña de Gualeguaychú, Antonella Gonzales, se realizó el martes poco después del mediodía. Si bien el procedimiento duró menos de una hora, su recuperación llevará varios días, aproximadamente 15, en lo que los médicos definen como “que la médula prenda”, es decir, que no haya rechazo y que su organismo empiece a funcionar normalmente con la nueva médula.

Natalia, mamá de Antonella, contó a MAXIMAONLINE que los inconvenientes, que se han ido superando, están dentro de lo normal y que este jueves hasta estaba cambiando su humor, todo producto de la misma situación que viene atravesando desde hace meses.

Conectada a cuatro bombas, y monitoreada de manera permanente, todo indica que Antonella, una vez más, podrá decir “prueba superada”

Maximaonline