Con el escrutinio oficial del 79,93% de las mesas de la consulta popular en La Rioja, el “Sí” a la enmienda constitucional que habilitaría la re-reelección del gobernador Sergio Casas reunía 57.477 votos (20,48% del padrón), mientras que el “No” sumaba 39.407(14,04% del padrón). Desde el gobierno peronista de Sergio Casas indicaron que la oposición no alcanza así el porcentaje de votos requerido para tumbar la enmienda constitucional aprobada por la Cámara de Diputados, que lo habilita a un 3er. mandato. Según la interpretación de funcionarios provinciales, se necesitaría que el rechazo alcance el 35% del padrón para impedirla.

El gobernador de La Rioja, Sergio Casas, podrá presentarse en 2019 para la re-reelección, luego de que triunfara esta noche el “Sí” en la consulta popular para permitir la Enmienda en la Constitución provincial y así avalar un 3er. período del actual mandatario.

Con el 85% de los votos escrutados (770 mesas sobre un total de 907) la aprobación para una re-reelección de Casas se imponía con el 21,83% de los sufragios (61.278 votantes) contra 15,19% (42.640).

Para Cambiemos la consulta no tiene legitimación por el poco caudal de gente que fue a votar, mientras que el oficialismo insiste con que “el pueblo se expresó y el ‘No’ no alcanzó el 35% que necesita para dar de baja la enmienda”.

El senador radical Julio Martínez apuntó: “Terminó el plebiscito por la enmienda y el 60% no fue a votar, por lo que claram ente le dio la espada a esta maniobra sacándole legitimación. Hoy la gente dio una lección: enterró para siempre este tipo de maniobras, saben que de ahora en adelante deben respetar a las leyes”.

En contraposición habló el fiscal general de La Rioja, Héctor Durán Sabas: “Escuchar la voluntad del pueblo es lo que todo funcionario o político debe hacer. Hoy se realizó la consulta popular por la Enmienda a la ley 10.161 y para que fuera rechazada el ‘No’ debía sacar por lo menos el 35% del total del padrón electoral. Por los guarismos, eso no ha sucedido por lo que la enmienda ya es norma constitucional”.

Continuó: “No se modifica en lo sustancial la norma del artículo 120 sino que lo explica y lo interpreta, y se lo puso a disposición del pueblo riojano y la aceptación ha sido contundente”.

“No hay interpretaciones donde no caben las interpretaciones, por lo que el valor de esta consulta es incuestionable”, remarcó Durán Sabas.

Recapitulando, los riojanos votaron este domingo para ver si habilitan o no la enmienda a la Constitución provincial, ya aprobada por la mayoría oficialista de la Legislatura, para que el peronista Sergio Casas pueda postularse para una nueva reelección como gobernador.

Esta búsqueda de continuar en el cargo es algo que actualmente prohíbe la Constitución provincial (el artículo 120 establece que el gobernador y vicegobernador podrán ser reelegidos o sucederse recíprocamente por un solo período consecutivo) y que se judicializó ante un amparo presentado por la alianza Cambiemos, aunque la Corte Suprema de la Nación votó a favor de realizarla y que los riojanos elijan.

Sobre el cierre del comicio, a las 18, desde Cambiemos ya aseguraban que había votado apenas alrededor de un 40% de los habilitados, lo que interpretaban como un “portazo” de los riojanos a las intenciones reeleccionista del gobernador.

En cambio, para funcionarios cercanos al gobernador Casas “la oposición no consiguió el 35 % de votos negativos, por lo que el gobernador podrá ser candidato”. Siguieron con sus afirmaciones: “Con este resultado queda convalidada la reforma constitucional que los diputados provinciales (27) impulsaron en el mes de diciembre”.

Sobre este punto, referido al caudal de votantes, habló pasado el mediodía Julio Martínez, senador y ex ministro de Defensa: “Es muy diverso (la gente que se acercó a votar), hay escuelas donde hablan de un 30% y otras de apenas un 10% del padrón”. Más allá de esa apreciación numérica desalentadora, Martínez pidió a sus conciudadanos acercarse a votar “porque es importante”.

En tanto, Casas dejó plasmado su pensamiento cuando a las 9 de la mañana emitió su voto en la localidad de San Blas de los Sauces: “El gobierno (riojano) hace lo que el pueblo quiere. No hay más nada democrático que votar constitucionalmente una enmienda”. Y agregó a la prensa local: “Ahora el pueblo va a dec idir, así que es un acto de la democracia que hay que cuidarlo”.

De parte de Cambiemos hubo denuncias de irregularidades, como “la ausencia de efectivos de Gendarmería y la poca presencia policial”. También se denunciaron “disturbios y proselitismo en plena elección”.

A contramano de esas denuncias, el presidente del Tribunal Electoral de La Rioja, Luis Brizuela, aseguró que “el desarrollo es normal”. Y facilitó datos, en su diálogo con la prensa: “Los comicios se iniciaron en toda la provincia con casi 900 mesas para que puedan votar 280.699 electores, y hasta ahora lo hacen con normalidad”, indicó cerca de las 17.

Sí reconoció que “hubo algunos inconvenientes en pocas mesas y estos fueron resueltos de manera inmediata, y asimismo existieron algunas presentaciones de partidos políticos, siendo las mismas resueltas por este Tribunal”.

Según el Tribunal Electoral, para que la enmienda sea rechazada debe votar por el No el 35% o más del padrón (9 8.500 votos).En cambio, la senadora Inés Brizuela y Doria indicó: “Si no se cuentan los votos de una alternativa nunca vamos a saber quién ganó. Hemos instruido a nuestros fiscales para que se cuenten los votos, tanto del sí como del no”.

Cambiemos habría protestado porque Gendarmería no estaba en todas las escuelas en las que se vota, a lo que Brizuela respondió que “antes de los comicios, en instancias de coordinación de tareas que se llevaron adelante, se acordó que la responsabilidad de una de las fuerzas sería sobre algunas escuelas, y de otra de fuerza sería sobre los establecimientos restantes”.

La ciudadanía debe ratificar o rechazar la enmienda aprobada por la mayoría peronista de la Cámara de Diputados riojana el 19 de diciembre de 2018, que modifica el artículo 120 de la Constitución provincial para posibilitar la reelección de Casas, quien este año cumplirá su mandato de cuatro años luego de haber sido en el anterior período vicegobernador.

El artículo 120 indica que el gobernador y vicegobernador de La Rioja “serán elegidos directamente por el pueblo de la provincia a simple pluralidad de sufragios. Duran en sus funciones el término de cuatro años sin que evento alguno que lo haya interrumpido pueda motivar su prórroga”.

“Podrán ser reelegidos o sucederse recíprocamente por un solo período consecutivo. Si han sido reelectos o se han sucedido recíprocamente, no pueden ser elegidos para ninguno de ambos cargos, sino con el intervalo de un periodo”, sostiene el artículo modificado por la Legislatura, que para entrar en vigor necesita la aprobación por consulta popular.