El cuerpo del centrocampista Daniel Corrêa Freitas, jugador del Sao Paulo que estaba cedido al Sao Bento, fue hallado el pasado sábado en una zona rural de la ciudad de Sao José dos Pinhais, en la región metropolitana de Curitiba. Según medios locales, el futbolista fue “casi decapitado y el órgano genital del centrocampista fue mutilado”.

La Policía brasileña investiga la muerte del centrocampista Daniel Corrêa Freitas, jugador del Sao Paulo que estaba cedido al Sao Bento y quien, al parecer, falleció como consecuencia de una herida de arma blanca, informaron este lunes (29/10) fuentes oficiales.

Freitas, de 24 años, fue encontrado muerto el bado pasado en una zona rural de la ciudad de Sao José dos Pinhais, en la región metropolitana de Curitiba, capital del estado de Paraná. La Policía Civil de Paraná informó de que las investigaciones están “avanzadas”.

Según informaron los medios locales, el jugador estaba desnudo y con señales de tortura. La Policía no dio más detalles sobre el caso para que no obstaculicen las investigaciones, aunque informó de que había sido casi decapitado y el órgano genital del centrocampista fue mutilado, según esos medios.

El club paulista lamentó “profundamente” la muerte del jugador y dio condolencias a la familia en una nota de pesar publicada este lunes en su página oficial. ”Es con profundo pesar que el Sao Paulo lamenta el fallecimiento de Daniel y se solidariza con amigos y familiares en este momento de dolor”, escribió el club en el comunicado.

Asimismo, el Coritiba, club en el que Freitas jugó en 2017, también en la condición de cedido por la formación paulista, el Botafogo, el Ponte Preta, el Sao Bento y el Cruzeiro manifestaron sus pésames a los allegados del centrocampista.