Con todos los recaudos de la emergencia y siguiendo el protocolo de ingesta de hidrocarburos derivados del petróleo, trataron de estabilizarlo. La intoxicación en estos casos produce daños gastrointestinales y afecciones al sistema respiratorio, explicaron. Lamentablemente el nene se encuentra en estado delicado.

Aparentemente el accidente casero se habría producido por un descuido de sus padres cuando estaban pintando, el nene tomó el combustible que había en una botella de gaseosa.

El hecho se registró en una vivienda ubicada en calle Gualeguay y Solarí sur, por otra parte dentro de lo lamentable del caso, siempre se trata de determinar si hubo algún tipo de negligencia, publica El Sol.