Ocurrió por avenida Carriego pasando las vías del Ferrocarril. El conductor, si bien no radicó la denuncia, solicitó a los vecinos que aporten datos para identificar a quién cometió tal agresión.

El conductor de la motocicleta transitaba por avenida Carriego junto a su hija cuando fue sorprendido por un golpe al cuello provocado por una soga que, sin motivo alguno, se encontraba tendida lado a lado. “Esto no es gracioso, nos pudo haber costado la vida, porque yo venía con mi hija y nos hubiésemos matado; hoy es una soga y mañana es un alambre, no entiendo que le está pasando a la gente”, manifestó el joven.

Gonzalo, el motociclista, tuvo lesiones leves en el cuello.

Fuente: Diario El Sol