En la Plaza 25 de Mayo, integrantes de la comunidad judía de Concordia, autoridades municipales, representantes de las fuerzas de seguridad y de distintos cleros, recordaron en el mediodía de este jueves el ataque terrorista a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), ocurrido hace 25 años y que tuvo el lamentable saldo de 85 muertes y más de 300 heridos. Tres concordienses perdieron la vida en ese atentado.

“Nuestro deber es no olvidar, nuestro derecho es pedir justicia”, expresó Marcos Embon, Presidente de la Asociación Unión Israelita de Concordia. “Repudiamos la tortura, el uso indebido de la fuerza, la represión y los actos terroristas, y exigimos justicia”, expresó por su parte el director de Cultos del Municipio, David Blanco.

En representación del intendente Enrique Cresto y de la Municipalidad de Concordia asistieron la asesora institucional del Ejecutivo María de los Ángeles Petit, el secretario de Comunicación Luis Santana, el subsecretario de Cultura César Tisocco, el director de Cultos David Blanco, la directora de Presupuesto Participativo Laura Gervasi, la directora de Agencia de Empleo Griselda Jachú y el director de Ceremonial Paulo Tisocco, entre otros funcionarios municipales que estuvieron presentes en el acto.

También estuvieron presentes los concejales Magdalena Reta de Urquiza y Nicolás Moulins, Monseñor Luis Armando Collazuol en representación de la comunidad católica, representantes de la comunidad evangélica, representantes de Prefectura, de Gendarmería, de la Policía de Entre Ríos, de Bomberos Voluntarios, e integrantes de la Asociación de Inmigrantes Unidos de Concordia, entre otros.

El atentado a la AMIA, uno de los más grandes ocurridos en Argentina y el mayor ataque contra objetivos judíos desde la Segunda Guerra Mundial, ocurrió a el lunes 18 de julio de 1994 a las 9:53 hs, y en el hecho murieron tres concordienses: Rosa Perelmuter, Silvia Portnoy y Rebeca Behar, a quienes sus familiares y todo Concordia recordó especialmente este jueves.