En una nueva medida con la que busca normalizar la situación financiera, el Gobierno dispuso que desde este lunes todos los organismos y entidades estatales deberán invertir en Letras del Tesoro Nacional (LETES), como una forma de “asegurar el mantenimiento del financiamiento fiscal a corto plazo”.

La medida fue oficializada con la publicación en el Boletín Oficial del Decreto de Necesidad y Urgencia 668/2019, que establece, entro otras cosas, que hasta que hasta el 30 de abril del año que viene, organismos y entidades estatales deberán destinar sus excedentes en Letes (Letras del Tesoro Nacional) que no tengan un plazo mayor a los 180 días. La medida excluye a los bancos públicos.

“Que como consecuencia de la inestabilidad financiera y cambiaria que atraviesa la economía de la Nación, el Poder Ejecutivo Nacional y el Banco Central de la República Argentina han puesto en vigencia una serie de medidas con el propósito inmediato de restablecer el equilibrio de las variables económicas”, comienza el decreto..

“Resulta apropiado maximizar la posibilidad de recurrir al financiamiento a corto plazo, a través de los excedentes transitorios de liquidez de todas las Jurisdicciones y Entidades del Estado Nacional, incluidos los fondos fiduciarios y patrimonios de afectación específica administrados por entidades del sector público nacional”, añade la norma.

Según aclara el decreto, las entidades podrán saltear esa obligación si justifican necesidades financieras o si provocan desequilibrios dentro del sector público nacional, provincial o de la Ciudad de Buenos Aires.

Luego de las PASO, y tras la salida de Nicolás Dujovne, el nuevo ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, implementó una serie de medidas con el objetivo de frenar la creciente devaluación y salida de capitales.