Martín Armanazqui, coordinador de la Unidad de Desarrollo Ambiental y Administración del Campo Abasto (UDAAPA) recordó que se viene trabajando en distintas medidas para ir retirando de la vía pública a los caballos, teniendo como premisa el cuidado del animal pero también sin dejar de lado que para muchas familias esto significa una salida laboral “por ello la decisión de avanzar en la entrega de los motovehículos, cuyos propietarios recibieron una capacitación previa” explicó.

 

El concejal Amadeo Cresto viene trabajando desde hace tiempo en el tema por lo tanto celebró esta inversión municipal “porque se va a ir logrando la erradicación de la tracción a sangre de la ciudad de manera progresiva. El intendente se hizo eco del problema y hoy vemos los primeros resultados”.

 

Por último Horacio Froy, de la organización proteccionista “Conciencia Animal”, afirmó que “muchas veces vemos problemas en donde esperamos que se involucre el Estado y en este caso el intendente Cresto lo está haciendo” en este caso “con la entrega de estos primeros motocarros, que sabemos no es la solución definitiva pero es algo que nadie se había comprometido a hacerlo y la gestión actual lo hace”.