Este miércoles comenzaron las tareas de batimetría inicial que realizan en forma paralela la empresa y CARU, mientras que la próxima semana darán inicio a los trabajos propiamente de dragado. 

Una obra encomendada por los Gobiernos Nacionales, tanto de Argentina como de Uruguay, a la Comisión Administradora del Río Uruguay. El Presidente del organismo, Gastón Silbermann explicó al respecto: “cumplida esta etapa, antes de mediados del año 2018 podrán arribar al Puerto de Fray Bentos buques de ultramar, de transporte marítimo con un calado de 23 pies (profundidad 25’con relación al cero), lo que incrementará en forma importante la capacidad de carga y operativa del puerto, disminuyendo el costo de los fletes marítimos y beneficiando así la cadena de valor”.

El Presidente de la Delegación argentina ante CARU explicó que “la contratación implica cuatro años de trabajo, el primero de ellos dedicado a la profundización de la vía navegable, y los tres años subsiguientes al mantenimiento de la profundidad lograda. Igualmente, una vez que veamos a nuestros puertos activos, al río transportando mercadería de toda la región, es el objetivo de los dos Estados que integran CARU realizar procesos de licitación por más años de mantenimiento. Siempre pensando que habrá una generación de trabajo, de exportaciones, de logística, de mano de obra; operadores portuarios desde el productor, el industrial, el que trabaja con el transporte, las agencias marítimas operando desde los puertos del río Uruguay”.

Además agregó que es una obra “trascendental para el desarrollo regional, impulsando un transporte más económico y con menor impacto ambiental, como lo es el fluvial. Convirtiendo el río Uruguay en una hidrovía navegada comercialmente”.

Balizamiento y cartas náuticas

Silbermann hizo referencia al proceso necesario luego del dragado, como lo es el balizamiento: “a medida que los Pasos se van dragando se requiere un proceso de verificación y validación, corrección del balizamiento y cartas náuticas si correspondiera, hasta llegar a la autorización para la navegación por parte de los Servicios de Hidrografía, a través del comunicado a los navegantes”, agregó Silbermann.