La indagatoria de Vandenbroele será filmada y documentada. Después, el fiscal elevará la información al juez Ariel Lijo, quien determinará si la información es verídica y relevante para el avance de las causas en las que se encuentra imputado. Allí el magistrado homologará el acuerdo firmado con la Fiscalía y recién el presunto testaferro de Boudou será considerado un imputado arrepentido.

La Ley del Arrepentido establece que el imputado que colabore con la investigación podrá conseguir una reducción de pena, “negociada previamente con la fiscalía, toda vez que en el proceso judicial se constate su veracidad de la información aportada”.

¿En qué causas puede aportar información Vandenbroele? Está imputado en la investigación conocida como “Ciccone 2”, donde se busca determinar el origen del dinero que permitió el levantamiento de la quiebra de la imprenta. También, en la causa sobre la renegociación de la deuda que Formosa mantenía con el Estado y en la que intervino The Old Fund (firma del presunto testaferro que además es dueña del 70% de las acciones de Ciccone). El tercer expediente donde está imputado es en la causa por enriquecimiento ilícito donde quedó detenido por lavado de dinero y Asociación ilícita Amado Boudou el 3 de noviembre.

Tal como contó Clarín las negociaciones con la ministra de Seguridad Patricia Bullrich comenzaron el viernes pasado. Un llamado del juez Lijo al fiscal Di Lello, que tiene las tres investigaciones, delegaron en él -como la ley lo indica- las negociaciones para que el abogado ingrese al régimen de testigo e imputado protegido.

Ayer se firmó el acta y por primera vez, Vandenbroele durmió en una casa que integra el programa que depende del Ministerio de Justicia que dirige Germán Garavano.

Se encuentra custodiado por la Policía Federal en esta etapa preliminar del programa.

Su indagatoria está prevista para este viernes a primera hora. Sólo se modificaría por decisión del apuntado testaferro.