Canal 9 Litoral promueve un plan de ajuste y, obviamente, la variable es la planta de trabajadores. La empresa que conduce Jorge Aníbal Pérez le ofreció a los empleados un retiro voluntario.Pero la estrategia no queda allí. La firma le hizo saber al Sindicato Argentino de Televisión Servicios Audiovisuales Interactivo y de Datos Seccional Entre Ríos que tiene planificado despedir a 20 trabajadores. El canal tiene una planta de 72, de los cuales 45 están afiliados. No hay criterio sobre quienes integran la nómina de posibles despidos. Esto significa que no importa la antigüedad o las funciones que cada uno realice en la empresa.

El plan de achique está a cargo del jefe del directorio, Rodolfo Federico, oriundo de Buenos Aires. Junto con la gerenta Ivana Alle se encargaron de poner al tanto al sindicato sobre los supuestos problemas económicos que tiene el canal.

El gremio, por su parte, está pensando en un plan de lucha que significará sacar el conflicto para afuera. Hoy las únicas medidas que se están llevando adelante son asambleas internas. No se descartan carpas en la puerta del canal y del hotel ex Mayorazgo, donde Pérez regentea las máquinas tragamonedas y ruletas electrónicas a través de Neogame SA.

Pérez, aparte de ser el CEO de la emisora televisiva local, también tiene el Canal 10 de Mar del Plata y fue uno de los principales beneficiarios de la pauta oficial durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, según informes que se publicaron oportunamente.

Pérez fue noticia el año pasado cuando tuvo que dar explicaciones por un auto Audi A1 que manejó Sergio Urribarri y que era de la empresa del Ceo. La Justicia investigó al ex gobernador por supuesto recibo de dádivas. Fuente: Página Política