El Ente Descentralizado de Obras Sanitarias (EDOS) lleva adelante una campaña de información brindando consejos para el buen uso de la red cloacal y pluvial. En reiteradas oportunidades al acudir las cuadrillas del organismo a realizar reparaciones se encuentran con situaciones que evidencian un mal uso de la red, lo que se deriva en el perjuicio a toda la comunidad. Por este motivo se reiteran diferentes consejos importantes a tener en cuenta para colaborar entre todos para que el servicio continúe mejorando.

Es importante tener en cuenta que está prohibido conectar los desagües pluviales a la red cloacal. Dado que cuando ésto sucede, se satura la capacidad de conducción de las cañerías cloacales, que no están dimensionadas para recibir agua de lluvia (hasta diez veces más importantes que las descargas domiciliarias), y se provocan desbordes a través de las bocas de registro, muchas veces levantando las tapas sobre el nivel de calzada.

Al sistema de desagüe cloacal domiciliario sólo deben arrojarse los líquidos provenientes de artefactos sanitarios o excretas, el agua del lavado de prendas e higiene personal, el agua producto del lavado de alimentos, de la preparación de comidas y el agua del enjuague de vajilla.

A su vez se recuerda la importancia de no arrojar a la red cloacal prendas de vestir, telas, fierros, plásticos, y/o cualquier otro tipo de residuo voluminoso, que en reiteradas oportunides se ha detectado como el causal del mal funcionamiento de la red.

 
¿Qué implica que existan esas conexiones pluviales clandestinas a la cloaca?

Que la red primaria colapsa.
Muchos vecinos de la ciudad envían el agua de lluvia junto con las aguas servidas. Las cañerías se rompen y producen derrames. El sedimento también obstruye las colectoras.
Los desagües pluviales domiciliarios deberían terminar en las calles. Sin embargo, numerosos vecinos, para evitar gastos o roturas en los pisos de sus casas, conectan las cañerías por donde baja el agua de lluvia a la red cloacal, lo que ocasiona graves perjuicios.

Cuando en la ciudad se desatan las tormentas, los colectores cloacales reciben abundante agua de lluvia que llega a través de las conexiones pluviales de las casas, lo que significa que entre el material orgánico cloacal y un mayor volumen de agua, no queda espacio de aire para evacuar los gases; lo que puede provocar el desborde de las bocas de registro, e incluso en muchos casos también afectar directamente a la red interna de los domicilios.

Por último cabe recordar que el Ente Descentralizado de Obras Sanitarias no tiene permitido la realización de destapes de los sistemas dentro de las viviendas, sólo desde la línea municipal hacia afuera. Por consultas o reclamos, pueden comunicarse a los teléfonos: 424-786 / 422-8613 / 421-1893