“Vamos a tener el G20, imaginese que el Boca y River parece algo menor al lado de tener 20 presidentes 8 organismos internacionales y todo lo que implica en seguridad eso, no?”, había declarado la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich en el canal 26 unos días antes de la fecha del partido original. 

 

Después de los incidentes se llamó al silencio y fue víctima de muchos memes en las redes sociales e innumerables críticas en varios de los portales de noticias del país así como en los medios televisivos. El G20 será en tan solo una semana y la seguridad estará a cargo de la Policía Federal Argentina con la colaboración de laPolicía de la Ciudad. 

Por otro lado Horacio Rodríguez Larreta, Jefe de Gobierno de la Ciudad, dio una conferencia de prensa en la que intentó justificar la falla de seguridad que desembocó en los piedrazos contra el micro en donde viajaban los jugadores de Boca. Se puede ver perfectamente en el video de los hechos cómo los pocos policías que habían se agachaban al ver las piedras pasándoles por al lado. 

En la conferencia le preguntaron sobre quién era la cabeza del operativo a lo que el Jefe de Gobierno respondió: “La responsabilidad es de la Policía de la Ciudad y colaboraban las fuerzas federales”.

Pero también aseguró que se había pedido un sumario interno dentro del Ministerio de Seguridad para determinar las responsabilidades para ir “a fondo” sobre el tema de quién deberá hacerse cargo de tremendo operativo fallido (entre líneas: si él, o la Ministra Patricia Bullrich).

También aseguró que se reforzará la seguridad para el G20, al igual que para el partido cuando finalmente se realice. Además, remarcó que el verdadero problema son las mafias de las barras bravas y que lo de los piedrazos fue consecuencia del allanamiento del día anterior donde muchos de ellos se quedaron fuera del partido porque les encontraron millones de pesos junto a entradas que estaban revendiendo. 

Finalmente, el presidente Mauricio Macri, también se llamó al silencio públicamente. Igual, se mostró enojado con sus allegados por cómo queda el país frente al mundo, según lo mencionado en una nota para La Nación, pero se quedó tranquilo con la actuación de Larreta en la conferencia de prensa donde aparentemente, según el presidente, asumió la responsabilidad política de la cuestión.