Un turista lituano fue asesinado y su novia brasileña fue violada hoy a la madrugada en su casa en el pueblo de Paraty. La policía detuvo a un sospechoso. El agresor habría ingresado a la casa alquilada por Adam Zindul, de 37 años. Luego de atarlo a una silla, amordarzarlo y golpearlo, lo habría asesinado a puñaladas. Su pareja, cuya identidad no se conoce, fue violada, golpeada y dada por muerta, “pero ella se despertó y salió corriendo”, según relató una vecina. La mujer se encuentra ahora internada en el Hospital Municipal de Paraty. La policía de Angra dos Reis, en la Costa Verde del estado de Río de Janeiro, informó esta mañana que había detenido a un sospechoso. El delincuente habría entrado a la casa, ubicada en la Praia do Sono, a unos 20 kilómetros de Paraty, en busca de dinero y joyas. Violencia en BrasilEl gobernador de Río, Wilson Witzel, basó su plataforma de campaña en la idea de cero tolerancia ante el crimen. En enero, Witzel se había jactado del descenso en tiroteos en su estado en 2019. Según la organización Fogo Cruzado lo tiroteos cayeron un 24% en 2019 a 7363, de 9642 en 2018, aunque las víctimas aumentaron levemente.”A lo largo de 2019, actuamos rigurosamente contra el crimen y además valoramos a nuestra policía”, tuiteó el gobernador.Ignacio Cano, profesor de la Universidad Estadual de Río de Janeiro, dice que la caída de los tiroteos comenzó antes de la asunción del gobernador el 1° de enero de 2019 y que se replica en otros estados. La disminución podría deberse a la menor violencia entre bandas rivales de narcotráfico, según Cano.La violencia en Río de Janeiro, especialmente la política de gatillo fácil de la policía, es uno de los obstáculos para el boom turístico deseado por el presidente Jair Bolsonaro. Brasil tiene 14 de las 50 ciudades más violentas a nivel internacional, según el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, la ONG mexicana que publica anualmente un ranking de las ciudades más peligrosas del mundo.(La Nación)