Castrillón contó que “ubicamos al Poder Judicial de la provincia como un poder del Estado, independiente, en el cual tenemos que prestar el servicio de justicia y garantizar el cumplimiento de la ley, de la Constitución y de los derechos que se le otorgan a los entrerrianos”; y aclaró que “nos influye lo que legisle el Poder Legislativo y lo que promulgue el Poder Ejecutivo”.

Además, Bordet acordó con Castrillón “la continuidad de las obras que venían de la gestión de la doctora Mizawak”.

Por otra parte, Castrillón recordó que  presidirá “la cuestión electoral de la provincia”, y dijo que según su opinión “la reforma política en Entre Ríos, por lo que venimos escuchando, se impone”.

“Cómo terminará siendo la forma de expresar la voluntad del pueblo será tema de discusión de los legisladores que llegará a buen puerto, y la oportunidad de la sanción de estas leyes y de la convocatoria a elecciones son cuestiones políticas que escapan al ámbito del Poder Judicial”, continuó Castrillón.

No obstante, sostuvo que “existen leyes dadas para un tiempo y una problemáticas determinadas” y afirmó que “hoy hay tiempo para que la gente se exprese, que elija a sus representantes con la mayor transparencia posible y de manera que lo que represente la voluntad del elector sea plasmada en el reflejo del resultado electoral”.