Que Bordet quiera sacudirse la culpa de su bloque ante los retos del presidente Macri, no significa que aplique su reiterada estrategia del corcho en política.

“El saber popular sabe que el corcho, salvo aquel de la publicidad, flota en las tormentas, para luego recostarse en las aguas mansas y llegar a la costa a flote”.

“En política no siempre se puede flotar indefinidamente, alguna vez hay que tomar la iniciativa, dar alguna indicación, discutir con los propios, hacer valer su cargo, más allá de futuras heridas”, dijo el diputado Bahler.

“No se puede creer que alegremente el gobernador intente dar vuelta el sentido común, al plantear que diputados no trabaja más, por causa de la oposición, como si nadie se enterara que tiene la mayoría necesaria en ambas cámaras para tratar y activar cualquier idea que se le caiga, ya sea a él o a sus diputados”.

“Es cierto que la parsimonia y falta de definiciones en temas claves en el bloque de CAMBIEMOS, es alarmante, pero de ahí a ser el freno de la cámara, es casi como sobrevaluar a un bloque que de casi tan poco casi nada, como dice el refrán”, agregó a modo de descripción Bahler.

Para finalizar, el diputado concordiense dijo: “lo invito al Sr Gobernador a que pida los proyectos presentados por este humilde servidor, y vea cual es el estado parlamentario de los mismos, si es que se quiere enterar de cómo, cuándo y porque no trabaja lo suficiente nuestro cuerpo”.

“Tal vez el primer mandatario provincial considera trabajo militante en la cámara de diputados, todas aquellas veces que se evitó sesionar por parte de la presidencia y el bloque oficialista, ya que se podía dañar la imagen de algún integrante del cuerpo perteneciente al bloque oficialista, por actitudes y acciones algo reñidas con la moral, la transparencia y la austeridad de todo buen legislador”, cerró diciendo el diputado Alejandro Bahler.