Menu

Baggio tradicional empresa de Gualeguaychú envuelta en un escándalo de USD 7 millones

3 semanas ago 134

A través de una solicitada la familia ,propietaria de la empresa de jugos, denuncia una estafa de la que fue víctima y que está siendo investigada. Se habla de un desfalco de casi USD 7 millones y de una empleada a la que habrían engañando con técnicas de fishing,

La solicitada aparece en los principales medios del país, donde la familia da a conocer un ilícito sufrido por RPB SA y cometido en su contra.

Las versiones aparecen cruzadas, la propia empresa reconoce que hay “personas en conflicto de intereses con RPB SA y con socios de la misma.

En primer lugar, la solicitada brinda contexto sobre la empresa que fundaron en esa ciudad, hace 60 años, “Doña María Celia Munilla y Don Rufino Pablo Baggio (Padre)”. Se detalla que hoy tiene más de 1.500 empleados y que exportan a más de 72 países.

LA DENUNCIA

“El hecho ilícito sufrido, aludido al principio, consistente en una estafa ocurrida en el mes de diciembre, fue debidamente denunciada y está siendo investigada a los efectos de conocer quiénes son sus autores y responsables”, aseguran. Sin embargo, explican que el hecho representa un porcentaje no significativo de la facturación mensual del grupo, “resultando irrelevante para la normal actividad comercial, financiera e industrial de RPB SA”.

En tanto, la denuncia por estafa se realizó en la Comisaría 7a de Gualeguaychú el 2 de enero de este año.

Se habla de un desfalco de casi USD 7 millones y de una empleada a la que habrían engañando con técnicas de fishing, la metodología hacker por la cual por medios electrónicos se induce a realizar depósitos, transferencias o cesión de datos con fines ilegales. Engañada, siempre según la denuncia, la empleada habría transferido ese dinero a varias cuentas en el exterior.

La causa la investiga el fiscal local Guillermo Bire, quien pidió medidas de prueba, testimoniales e informes técnicos.

El caso, además, tiene el trasfondo de una interna familiar que en la ciudad se conoce desde hace tiempo, y que da origen a las más variadas versiones sobre la denuncia.

Imagen de la planta de la empresa en Gualeguaychú (Foto: camptura de Youtube, Big Empanada)

Imagen de la planta de la empresa en Gualeguaychú (Foto: camptura de Youtube, Big Empanada)

Cerca de la compañía hablan de “desfalco externo” y no dejan de mencionar “los intereses contrapuestos entre los socios”.

Don Rufino y doña María Celia tuvieron cuatro hijos. Rufino Pablo hijo, “Pino”, Alejandro, Aníbal y Celia MaríaCuando el fundador de la compañía murió, su viuda cedió sus acciones a sus cuatro hijos, pero mantuvo el usufructo, algo que autoriza el estatuto de la empresa para los fundadores. Así, sin acciones, puede decidir cargos en el directorio, pero no medidas ejecutivas. Celia María le vendió su 25% a su hermano “Pino”, quien se quedó con la mitad del paquete accionario. Pero el presidente de la compañía es Alejandro. Anibal, el otro accionista, estaría alejado del día a día del negocio.Así, la tensión habría quedado centrada en dos hermanos, uno que tiene las acciones y otro que tiene la dirección de la empresa.

En ese contexto, y más allá de la denuncia y la solicitada, desde un sector de la familia llegan sospechas sobre el caso y, especialmente, de la modalidad de estafa internacional por medio de hackers que habrían evaporado los USD 7 millones.

La solicitada continúa: El sólido posicionamiento de la empresa permiten transitar esta lamentable situación ilícita sin ningún tipo de contratiempo para nuestro personal, consumidores, proveedores y clientes (Baggio)

En tanto, la solicitada que expuso el hecho asegura que “el sólido posicionamiento de la empresa permite transitar esta lamentable situación ilícita sin ningún tipo de contratiempo para nuestro personal, consumidores, proveedores y clientes”.