Luego de que este fin de semana Baby Etchecopar volviera a la carga contra Actrices Argentinas en el programa de Mirtha Legrand , ayer dijo que se sintió maltratado por la conductora y que no irá nunca más a comer a su programa. Es que la Chiqui introdujo el tema de la legalización del aborto en plena cena y le dio pie al conductor que suele criticar a quienes están a favor. Así habló de grupos de tareas y los relacionó con las prácticas del nazismo y nombró a Griselda Siciliani como la jefa de los pañuelos verdes de Cristina Kirchner. Tras la contestación de Siciliani en un programa de televisión, Etchecopar se explayó ayer en su ciclo de Radio 10, donde dijo: “No voy a comer nunca más con Mirtha”.

Enojado, el conductor agregó: “El sábado estuve con Mirtha y en un momento nombré a [Griselda] Siciliani como la que estaba a cargo de los pañuelos verdes y se armó un revuelo bárbaro. Claro, yo no recordaba que su nieta Juanita también está en ese grupo (…) Igualmente no voy a ir más a lo de Mirtha. Y estaba con Marcela [Tinayre], la hija, y después te pegan una apretadita así como diciendo: ‘Nosotras dos somos corporativas’. Pero si vengo para hacerte rating, hermana”.

Con su polémico estilo, el conductor agregó: “Fue muy incómodo¿sabés por qué? Discutime la verdad. No me discutas la mentira. Cuando la Tinayre y la madre te dicen ‘Baby, vos no dejás hablar’, no, mami, vos no dejás hablar”.

Etchecopar, quien en el marco de una probation por discriminación contra las mujeres debe incluir en su programa a especialistas en temas de género, cerró más tarde: “Nunca más voy a comer con Mirtha. Fue el último programa. Lo digo públicamente. Así como dije que nunca más iba a ir a los Martín Fierro. A la gente se la trata bien. No por un punto más de rating se tira gente abajo de un tren. Se acabó”.

El sábado, en La noche de Mirtha , Etchecopar había comentado: “Hay grupos de tareas de Cristina Kirchner, por ejemplo las de pañuelo verde, que no son las mujeres en lucha sino un grupo a las que todos les tienen miedo. Todo el mundo dice, ‘Siciliani es buena mina’. No, digamos la verdad, ese grupo es el que subió arriba del palco con Cristina”, comenzó vociferando. “Hay un montón de personas que peleamos por las mujeres de verdad y ellas te señalan con el dedo porque parece que son las dueñas de la palabra. Ese grupo de mujeres va por todo. Si no votaban la ley del aborto iban a empezar a aparecer diputados y senadores abusadores, iban a empezar a pintarte la estrella en la puerta de tu casa”.

En tanto, Siciliani le contestó desde el programa de El Nueve Hay que ver: “Todo lamentable, sobre todo que haya espacio para decir cosas tan feas. A un provocador no se le contesta y algo bien estaré haciendo si le molestó a él. Nosotras trabajamos con el corazón, con mucha fuerza, tratando de estar lo más organizadas que podamos. Nos dedicamos a otra cosa, que es actuar y hablo por todas. Si tengo que hablar por mí lo que yo hago lo hago sin ningún beneficio propio. Lo único que tengo como consecuencia es perder cosas, aportamos toda las ganancias y ponemos nuestra voz, que se escucha con más fuerza que otras, al servicio de lo que queremos”.