Por si quedaba alguna duda de que el inicio de clases tendría complicaciones este año, la Asociación Trabajadores del Estado (ATEconfirmó esta tarde un paro nacional de 48 horas para el próximo lunes 5 y martes 6 de marzo en rechazo a la propuesta del 15% sin cláusula gatillo ofrecido por el Gobierno, entre otras de las razones esgrimidas.

Tras la tercera reunión de negociación salarial fallida entre docentes y autoridades gubernamentales, en el sindicato resolvieron tomar esta medida que, además del paro, incluirá la participación en la marcha al Palacio Pizzurno, sede del Ministerio de Educaciónen la Ciudad, conducta que será replicada en todo el país.

En cada lugar en donde haya despidos, hay luchas que van a multiplicarse“, sostuvo el secretario general de ATE-Nacional, Hugo “Cachorro” Godoy, en la conferencia de prensa en la que estuvo acompañado por la cúpula del gremio.

En un contexto de “crisis laboral”, con “cierre de fábricas y emprendimientos productivos”, Godoy cuestionó la falta de respuestas del Gobierno y la “negativa” demostrada a “generar un espacio de discusión” para resolver estos problemas.

Desde el gremio reiteraron el pedido de reapertura de paritarias, se ratificó el rechazo al “techo del 15% de aumento que pretende imponer el Gobierno” y solicitaron “la reincorporación de todos los trabajadores y trabajadoras despedidos” en el sector público, pedido coronado por una pechera con la inscripción del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

La decisión se tomó el martes 27 de febrero durante una reunión del consejo directivo nacional ampliado de ATE, de la que participaron los secretarios generales de la mayoría de los consejos provinciales y de la CTA-Autónoma.

También habrá paro en las escuelas privadas de la Provincia de Buenos Aires el próximo lunes 5 y martes 6 de marzo con una postura similar a la esgrimida desde ATE: rechazo al 15% ofertado por las autoridades y en demanda de una recomposición salarial superadora que contemple una cláusula gatillo.