Un informe privado consideró que en los últimos días hubo “buenas noticias por el lado financiero, parcialmente opacadas por esperables datos negativos de la economía real correspondientes al mes de marzo”.

El nuevo esquema puesto en marcha por el Banco Central para acotar la volatilidad del tipo de cambio “atravesó su primer ´test´ de forma favorable” en un contexto de mayores turbulencias a nivel internacional, indicó un informe privado.

 

En ese sentido, consideró que en los últimos días hubo “buenas noticias por el lado financiero, parcialmente opacadas por esperables datos negativos de la economía real correspondientes al mes de marzo”.

 

El estudio elaborado por el Banco Ciudad indicó que “se conocieron indicadores de la industria y la construcción que verificaron una contracción de la actividad sectorial durante marzo, pese a lo cual ambos acumularon una mejora en el primer trimestre”.

 

En particular, en un contexto de mayores turbulencias a nivel internacional, el nuevo esquema que puso en práctica el Banco Central para acotar la volatilidad del tipo de cambio atravesó su primer test de forma favorable”, destacó.

 

Analizó que “en materia financiera, los mercados internacionales se vieron enfrentados esta semana a un recrudecimiento de las tensiones comerciales entre los Estados Unidos y China, luego que las autoridades norteamericanas anunciaran la imposición de mayores aranceles a importaciones por USD 325.000 millones provenientes del gigante asiático”.

 

“La perspectiva de una guerra comercial entre estos países, y sus eventuales consecuencias sobre el crecimiento de la economía global, tuvieron un impacto negativo sobre los activos de riesgo en general, y en particular sobre los mercados emergentes”, apuntó.

 

Remarcó que “en contraste con estos movimientos, y a diferencia de episodios anteriores, el peso argentino no amplificó las fluctuaciones registradas por otras monedas de economías emergentes y de la región”.

 

De ese modo, el trabajo afirmó: “Cuanto más se extienda la estabilidad cambiaria antes de encarar la recta final electoral, mejores noticias para la dinámica inflacionaria y de la actividad agregada en el corto plazo”.