En Arsenal, se impuso por 4-0 con goles de Larroquette, Stábile -2- y Yamila Rodríguez. La revancha será el martes, cuando la Selección buscará volver a una Copa del Mundo tras 12 años.

Hay un bombo que no para de sonar. Ahí, en la tribuna lateral del estadio de Arsenal, detrás de la bandera de Ensenada, un grupo de chicos ofrece la banda de sonido del partido más importante para esta Selección femenina de fútbol. En una cancha repleta, Argentina busca un buen resultado que la deje más cerca del Mundial de Francia del próximo año, algo que definirá con Panamá el martes que viene.

Tuvo el dominio y tuvo las chances más claras en la primera etapa. El reloj no había marcado los cinco minutos y un tiro libre en la puerta del área animaba a soñar. Estefanía Banini y Eliana Stabile se pararon frente a la pelota pero fue la lateral la que sacó el remate que se fue alto.

La capitana argentina iba a tener su chance más tarde. Del penal que Yamira Pinzón le cometió a Mariana Larroquette se hizo cargo Banini. Pero el remate de la jugadora del Levante español, a la izquierda de Yenith Bailey, fue interpretado por la arquera, que así demostró porqué en el reciente torneo de la Concacaf -en el que Panamá fue cuarto y accedió a este repechaje- se ganó los Guantes de Oro a la mejor jugadora en su puesto.

En lo ofensivo, sin embargo, la visita careció de ideas. Procuró que cada falta en mitad de cancha se transformara en un pelotazo al área argentina, pero nunca inquietó a Vanina Correa, que fue protegida eficazmente por Aldana Cometti.

La Selección tuvo premio a tanto esfuerzo. Florencia Bonsegundo inició una gran jugada en el costado izquierdo, Belén Potassa dejó pasar la pelota y Larroquette apareció en el segundo palo para sacar el remate inatajable. Gol y a festejar.

Ya con la ventaja el equipo nacional jugó más tranquilo y pudo aumentar la cuenta con el golazo de Eliana Stábile, que con un bombazo desde afuera del área la clavó por encima de la arquera panameña. Clarin