En destino lo esperaban en la pista los camiones de bomberos que procedieron al bautizo de la nave, como ya es tradición. Luego fue el tiempo del desayuno en el Hotel Intercontinental, donde Bernardo Racedo Aragón hizo mención a la nueva etapa de la aerolínea con el crecimiento previsto para los próximos meses a destinos como Iguazú, Río Hondo y Bariloche. Finalmente fue el turno del Gerente General, Horacio Preneste, quien confirmó la llegada de dos nuevos B737-800, los que seguramente operarán eln la ruta a Mendoza.

 

El mensajero