Al menos 24 personas han muerto en el incendio declarado este sábado en el término municipal de Pedrógão Grande, en el centro de Portugal, en el que han resultado heridas una veintena de personas, entre ellas, algunos bomberos.

“Hemos tenido la confirmación de 19 muertos, todos civiles. Tres de ellos murieron por inhalación de humo y 16 calcinados en sus coches cuando se encontraron rodeados por las llamas en la carretera entre Figueiro dos Vinhos y Castanheira de Pêra”, declaró a los medios el secretario de Estado del Interior, Jorge Gomes.

Gomes también dio cuenta de 14 heridos entre los civiles, de los cuales 10 estaban en estado grave, y de seis heridos entre los bomberos. Dos personas permanecían desaparecidas.

El incendio se declaró el sábado poco antes de las 15:00 locales (14:00 GMT) en la comuna de Pedrogao Grande, también en el distrito de Leiria.

Cerca de 500 bomberos y 160 vehículos seguían movilizados durante la noche para intentar controlar el fuego.

Según el secretario de Estado, las llamas se propagaron “con mucha violencia” y “de manera inexplicable”, avanzando en cuatro frentes.

El fuego habría alcanzado varios pueblos, pero por el momento no se podían determinar los daños causados por el incendio.

Este sábado, una intensa canícula golpeó el país, con temperaturas que superaron los 40 grados en varias regiones.

Con información de AFP