Julio César Weisheim, intendente de Piedras Blancas (Cambiemos), habló tras la polémica que surgió luego de que un apostador entrerriano se llevara el miércoles un premio importante en el sorteo Revancha del Quini 6, en una agencia que aún es de su propiedad.

En ese marco, el jefe comunal explicó a la emisora, que la Tómbola la tiene desde 1993, mucho antes de ser presidente municipal y que cuando fue electo en 1999, se la dejó a su hija. “Yo soy titular, pero cuando gané las elecciones se la dejé a ella, que lo lleva adelante, sólo quedó en los papeles mi nombre por una cuestión burocrática, pero ya estamos haciendo todo para pasar la titularidad”, dijo a  LT14 Gral Urquiza.

Por otra parte el Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social (IAFAS) aclaró que la agencia de lotería N°582, cuyo titular es el intendente de Piedras Blancas, Julio César Weisheim (Cambiemos), no viola el reglamento del organismo que expresa que un empleado de la administración nacional, provincial o local no puede explotar una agencia.

Informe digital, dio cuenta de la situación este jueves por la noche, cuando constató que la agencia donde un apostador compró el boleto millonario sorteado en el Quini 6 es del intendente de Piedras Blancas, Julio César Weisheim y que esa situación violaría el artículo 17 parte II inciso g) del “Reglamento General de Agencias Oficiales”.

Tras un análisis de la normativa, el organismo difundió un comunicado en donde aclaró que “la agencia se encuentra trabajando en el marco legal contemplado por el Reglamento General de Agencias Oficiales (RGAO), desde el inicio de su actividad en el año 1991”.

“El cargo político electivo -asumido por el titular de la Agencia N° 582- no contradice el régimen reglamentario vigente, ya que no se puede asimilar su rol como Presidente Municipal -con funciones por un período legal determinado, según la Ley de Municipios 10.027 modificada por Ley 10.082- con la figura del empleado público”