Durango y Daniel Lovera, habían adelantado su voto positivo. Marino se diferencia así de los legisladores peronistas pampeanos, y termina con las especulaciones sobre un pedido suyo -junto a otros indecisos- de modificar el proyecto para votarlo positivamente. Además, se ensancha la brecha a favor del rechazo de cara a la votación en el recinto.

La senadora nacional Norma Durango (La Pampa/PJ) cuestionó la decisión de su par radical Juan Carlos Marino (La Pampa/UCR), quien votará en contra de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. “Lamento profundamente que el denador Marino vote en contra de la despenalización de la ley”, dijo ella al pampeano Diario Textual. “No sé de qué encuesta nos habla porque la que yo conozco ha ido evolucionando favorablemente a la Ley desde la votación de Diputados y con el debate en Senadores”.

“Que necesitamos más educación sexual, estamos todos de acuerdo y el Ministerio de Educación de La Pampa se está ocupando de que la Ley se cumpla, pero eso no significa que sigamos dejando que las mujeres se mueran por los abortos clandestinos”, agregó.

El senador Juan Carlos Marino (UCR/La Pampa) dijo que su postura no es“personal” sino que se basó “principalmente en las audiencias que mantuvo en la provincia” con representates de ambas posturas.

Con el voto de Marino, ahora suman 12 los senadores que están indecisos y, según el conteo de parlamentario.com/, hay ahora 32 en contra y 27 a favor.

Está previsto que el miércoles 01/08 salga el dictamen de comisión y que una semana más tarde, el 08/08, se vote en el recinto.

El jueves 26/07, mujeres radicales que apoyan la aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo le exigieron a Marino que votara a favor del de la legalización y “honre la tradición partidaria de promover la ampliación de Derechos”.

A demás, durante esa madrugada un grupo de feministas colgó una bandera representando el pañuelo verde de la campaña por la legalización en el local partidario que Marino tiene en Santa Rosa, en Juncal y Entre Ríos (Santa Rosa), con la frase “exigimos un dolor menos”.

María Cecilia Roigé, secretaria del Concejo Deliberante de Santa Rosa y una de las mujeres radicales que le habían pedido al legislador su voto favorable, dijo que Marino “se equivoca pensando que la mayoría de la ciudadanía pampeana está en contra”. Dijo que “no es serio” que la decisión sea basada“en una encuesta” e incluso insinuó que cedió a presiones “clericales o de los ‘antiderechos'”.

“Si así fuera representa lo más conservador del radicalismo”, expresó.

Mónica Molina, periodista y militante feminista pampeana que durante los últimos años ha colaborado con el radicalismo, dijo que lo de M arino es“especulacion politica”.

“La respuesta que esperamos es que se pongan a la altura de las circunstancias. Lamentable”, escribió.

La secretaria de Cultura provincial, Adriana Maggio, compartió un texto donde también expresa su disenso. “Supe tener un compañero que decía ‘¿querés tener razón o resolverlo?’. El tema del aborto en nuestro país es un tema de salud pública y debe resolverse. O sea, quiero resolverlo, y en cuanto a tener razón, respeto su opinión personal pero no lo que estaría decidiendo”, dijo Maggio.

“Cuando comenzó el debate en el Senado anuncié que me tomaría un tiempo a estudiar el tema y sobre todo para escuchar a todos los pampeanos pero que mi decisión la sabrían antes del debate en el recinto y así lo estoy manifestando. Yo no especulo como lo hicieron algunos diputados. Me tomé el tema con la seriedad que amerita”, sostuvo Marino.

Antecedentes

Los votos pampeanos fueron decisivos en el debate del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo en la Cámara de Diputados, al volcar la definición sobre la hora a favor de la aprobación.

Previsiblemente, al haber sido el gobernador Carlos Verna el que dio un guiño favorable a sus diputados, los 2 senadores que le responden -Daniel Lovera y Norma Durango– anunciaron prontamente su voto a favor. Quedaba el del radical Juan Carlos Marino, que si bien de entrada se había especulado conque también votaría a favor, mantuvo la incógnita pues dijo que esperaría hasta tener un análisis preciso sobre el proyecto.

Se definió este domingo 29/07 y lo anunció a través de un comunicado, en el que señaló que “después de mucho analizarlo, he decidido no acompañar el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo”.

Marino , vicepresidente 1ro. de la Cámara alta, señaló que, con su decisión, quiere representar el pensamiento de la sociedad pampeana, que entiende está mayoritariamente en contra de la legalización del aborto.

“Tuve reuniones con muchos jóvenes estudiantes que solicitaron darme su opinión -agregó-. Por supuesto hubo representantes de las dos posturas pero hay un dato que me parece importantísimo resaltar, la mayoría de ellos manifestó no haber recibido prácticamente ninguna charla sobre educación sexual durante su paso por el colegio y reconocieron que el conocimiento que tienen sobre el tema se basa en las conversaciones con hermanos, amigos o familiares pero hay un gran desconocimiento en prevención y cuidados”.

Para Marino, “el Estado tiene una enorme responsabilidad en lo que respecta a educar e informar en prevención sexual. A su juicio, “la escuela debe ser, junto con el hogar, el lugar donde los chicos aprenden a cuidarse y se informan, y el sistema de salud debe proveer las herramientas para que ese cuidado sea efectivo”.

“El primer paso es siempre la prevención y el Estado debe estar presente garantizándolo”, comentó en otro pasaje, al tiempo que destacó como un dato no menor que del últio informe “Aprender”, en su provincia surge que “la principal temática que los jóvenes exigen que se les amplíe en la escuela es justamente educación sexual. Ahí el Estado está fallando”.