YPF informó que dispuso que a partir de las 0:00 del lunes 07/01 los nuevos precios de referencia en la Ciudad de Buenos Aires pasarán en el caso de la nafta Súper de $37,21 a $36,99 (-0,6%) y la Premium o Infinia de $43,45 a $42,89 (-1,2%).

En el caso de los productos diésel también registrarán variaciones a la baja en los surtidores y pasarán en el caso del tipo Diesel 500 de $34,84 a $34,59 (-0,7%) y el Diesel Premium o Infinia de $40,86 a $40,49 (-0,9%).

YPF precisó que el precio de todos sus combustibles bajarán hasta un -3,2% en distintas regiones del país, en tanto que la baja promedio de sus productos en todo el país es de -1,2%.

Es la 2da. baja desde el 03/12, cuando la petrolera recortó los precios de la nafta hast a un 1,5%, y como ocurrió entonces, se estima en el sector que las restantes petroleras -en particular Raizen que opera la marca Shell y Axion- adopten medidas similares en las próximas horas.

El nuevo movimiento de precios en surtidores se decidió a partir del monitoreo que la empresa realiza en torno a las variables que impactan en el precio final de las naftas y del gasoil, como son los precios internacionales de los combustibles, el precio de los biocombustibles y el tipo de cambio.

Desde YPF se explicó, además, que esta baja adicionalmente absorbe la suba de los impuestos directos y los ajustes en los precios de los biocombustibles.

Lunes decisivo

Curiosamente, este lunes 07/01 la Corte Suprema de Justicia estadounidense definirá el juicio que inició un ‘fondo buitre’ a YPF, que podría costarle al Estado argentino más de U$S 2.500 millones.

Los 7 jueces que confor man el tribunal definirán 1 de 3 opciones sobre la causa que el fondo Burford le inició a la Argentina por la forma en que reestatizó la petrolera YPF durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y que, según los demandantes, perjudicó a los accionistas que no eran la española Repsol.

Las 3 opciones son:

** Rechazar el pedido realizado por los abogados que representan a la petrolera argentina de dejar sin efecto la causa. Gran parte del mercado bursátil descree de esto.

** Aceptar la causa y dejar en firme las sentencias de 1ra. y 2da. instancia en contra del país. Sin duda, es la posibilidad que goza de más apoyos.

** Que se solicite la opinión al consultor general para las cuestiones judiciales clave. En este caso, ese consultor sería el gobierno estadounidense que, se descarta, fallaría a favor del país por una relación política entre Donald Trump y Mauricio Macri. ¿Será cierto que Trump manipula la Corte Suprema estadounidense o es una visión muy argentina de los acontecimientos?

Ya le ocurrió a la Argentina en el caso de los fondos buitre que el gobierno de Barack Obama le recomendó a la Corte Suprema que aceptara el rechazo planteado por la Argentina, pero esto fue rechazado por el tribunal dejando firme el fallo de Thomas Griesa que obligó a la Argentina a pagarle a los acreedores unos US$ 9.000 millones.

La causa entró en terreno de definiciones en junio del 2018, cuando la Cámara de Apelaciones de Nueva York avaló la decisión que había tomado en primera instancia de la jueza Loretta Prieska, de rechazar el reclamo argentino para que el caso pase a tramitarse en los tribunales de Buenos Aires. Esta decisión de 2da. instancia fue apelada.

La demanda fue iniciada por e l fondo Burford Capital, dedicado a comprar juicios a particulares y compañías en crisis que tienen causas más o menos sólidas para litigar en los tribunales internacionales.

Burford luego aplica el profesionalismo de sus abogados internacionales y los recursos financieros propios: esta causa comenzó a ser negociada por Burford en junio del 2013, y pudo esperar una definición durante más de 6 años.