En medio de la polémica generada por el desvergonzado sueldo (120.000 pesos) que cobrará a partir del 1º de enero el intendente de Viale, Uriel Brupbacher (Cambiemos), el bloque de concejales del Frente para la Victoria de esa localidad presentó un proyecto de ordenanza para reducir no sólo el sueldo del jefe comunal, sino también el de sus funcionarios políticos y el de los concejales de todos los partidos.

De sancionarse la iniciativa de los ediles del peronismo, se logrará una reducción de sueldos políticos que implicará un ahorro de 1.500.000 pesos en el presupuesto de Viale, que serán destinados a mejorar el sueldo de los empleados municipales (33 % para el personal de planta permanente, 33 % para el personal contratado y el 33 por ciento restante para jornaleros y empleados de barrido).

La iniciativa propone bajar el sueldo del intendente (base sobre la cual se calculan todos los sueldos políticos) un 17% en relación a su remuneración actual y casi un 40% en relación al sueldo fijado para el jefe comunal en el presupuesto municipal 2018.

Según el proyecto, los concejales peronistas proponen en primer lugar “derogar la ordenanza 1324/12” que fija el sueldo de los funcionarios del municipio.

Se trata de la ordenanza que Uriel Brupbacher había criticado para hacer campaña electoral, cuando cuestionaba la dieta que cobraba su antecesor del PJ y que, en sus dos años de gestión al frente del municipio de Viale, nunca propuso modificar ni derogar.

Es la ordenanza en la que se escuda el intendente macrista para cobrar el sueldo que cobra y que, asombrosamente, niega cobrar.

El artículo 2 del proyecto de ordenanza propone fijar el sueldo del intendente en 5 sueldos básicos de la categoría 1B del escalafón del empleado municipal.

Vale recordar que la Ordenanza Nº 1324 sancionada en febrero de 2012 (que pretenden derogar los ediles del FPV) establece que la retribución del Presidente Municipal es el equivalente a seis sueldos básicos de la categoría 1B.

El artículo tercero del texto elaborado por el bloque de concejales del FPV reduce también el sueldo de los miembros del gabinete municipal (secretarios) y lo fija en un 80 por ciento de la remuneración del intendente.

El sueldo de los concejales será también sensiblemente inferior de acuerdo a la iniciativa, pues de sancionarse la norma cobrarán un 18% de la remuneración que perciba el intendente.

Finalmente, el proyecto de ordenanza señala en su artículo 4 el destino del ahorro que se generará con esa reducción de los sueldos políticos, estimado en un millón y medio de pesos: deberán asignarse a aumentar el salario de los empleados del municipio y se distribuirá en partes iguales entre el personal permanente, contratado y jornalizado, de acuerdo al proyecto.

Noticiauno