Se trata de la línea de créditos lanzada por el Ministerio de Desarrollo Social que financia la adquisición de herramientas, equipamiento, mejoramiento de los espacios productivos, acciones que tiendan a mejorar la comercialización o prestación de servicios y el acceso a los mercados. Está destinada a jóvenes profesionales que se inician en el ámbito laboral.

Crédito Joven “es una línea de créditos muy blanda, accesible y mejora la tasa de cualquier banco, estamos conformes y contentos porque los jóvenes profesionales apuestan a seguir creciendo sabiendo que hay un gobierno presente que los apoya”.

Los créditos “puntualmente son de hasta 25.000 pesos, en este caso entregamos créditos a jóvenes profesionales de Concordia y Chajarí que son por 25.000 pesos”, informaron desde la cartera provincial.

En cuanto a la tasa de interés, “el programa contempla que de cero a 15.000 pesos la tasa de interés es del cero por ciento, y de 15.000 a 25.000 pesos, la tasa de interés es del seis por ciento. La tasa es muy beneficiosa porque a lo que se apuesta es a que el joven profesional pueda llevar adelante su carrera. Este es un acompañamiento del Estado para dar ese último paso que es la puesta en práctica de su carrera”, detallaron.

Por último, explicó que “cuando los profesionales presentan la carpeta con su proyecto, especifican en qué van a invertir, se solicita presupuesto y luego se les pide la comprobación de que ese dinero fue utilizado efectivamente porque esos fondos son auditados por el Tribunal de Cuentas. Tienen un período de gracia de dos meses y de devolución de 18 meses”.

Testimonios  beneficiarios

Pablo Sagasti, de Concordia dijo estar “muy contento por recibir el Crédito Joven que otorga el gobierno de la provincia. En mi caso es para equipar un consultorio de kinesiología, cuando uno es joven y recién empieza la carrera, estas ayudas son muy valiosas y hay que saber aprovecharlas”.

En tanto que Martín Fuser, es contador y “a la vuelta ya que estudié en Buenos Aires, se hizo todo muy complicado porque tuve que arrancar desde cero como joven profesional. Esta ayuda viene en un excelente momento para poder dar el puntapié inicial del proyecto que uno tiene como profesional”.

Por otra parte Sabrina Silva es técnica en Gestión Gastronómica, “mi emprendimiento es de pastelería artesanal. Me siento muy agradecida”.